The Spirtit de Will Eisner

9 Jun
spirit
‘The Spirit’, es una película inclasificable de un señor que ha dado tantas alegrías al mundo del cómic. Tras despreciar el mundo del cine, Robert Rodriguez mostró a Frank Miller que sus historias podían quedar estupendamente en la gran pantalla. ‘Sin City’ (2005), sin ser una maravilla, es una película muy interesante, diferente y con cierto encanto. Miller aprendió todo lo que pudo de Rodriguez y, tres años después, se atrevió a realizar su propia película. En mi opinión, una horrible adaptación de la genial Obra de Will Eisner .
Will Eisner creó a Spirit en 1940 y Frank Miller lo destroza casi setenta años después. Lo que se suponía que iba a ser un homenaje a uno de los personajes de cómic más prestigiosos de la Historia, entre otras cosas por las innovaciones narrativas con las que se destapó Eisner, se revela en realidad como una desastrosa película cuyos mayores aciertos ya estaban en la mencionada ‘Sin City’; es decir, la estética, ese regreso al cine negro con las herramientas digitales más avanzadas.

 
No es que ‘The Spirit’ sea calcada visualmente a la película de Robert Rodriguez, pero se le parece muchísimo; podría decirse que es una versión mejorada, pero sólo en eso, en el apartado visual. Miller parece querer meter al Spirit en su universo de la ciudad del pecado, mezclar la obra de Eisner con la suya, y el resultado es penoso.El sentido del humor de la obra original es uno de los aspectos más perjudicados en la adaptación cinematográfica, y es que Frank Miller no entiende eso de hacer una película para todos los públicos. Su intento de hacer un humor fácil es bochornoso. La cantidad de bromas absurdas y momentos vergonzosos que hay en ‘The Spirit’ son tan numerosos que hacen imposible el disfrute de otras facetas, más acertadas. Se agradece que Miller haya intentado hacer algo diferente a lo habitual, pero podría haberse dejado aconsejar un poco y, sobre todo, haber dejado que un guionista experimentado revisara su trabajo. La cansina voz en off del protagonista, que además repite frases de forma innecesaria, va agotando poco a poco, llegando a resultar de lo más molesta.Pero quizá lo peor de todo, lo más insoportable, son los clones esbirros de Octopus, encarnados por Louis Lombardi. Que sean imbéciles no es lo que agota más, sino que Miller les da más espacio del necesario y hace que hablen varios en la misma escena. En cuanto a Octopus, de nuevo, si no tuviera tanto diálogo vacío y agotador, podría disfrutarse más, y es que Samuel L. Jackson se lo tiene que haber pasado estupendamente con este personaje. Gabriel Macht no está mal como Spirit, cumple, pero su trabajo es difícilmente evaluable en una película como ésta.
Las “chicas” se lucen más y de todas ellas destaca Eva Mendes como Sand Saref, la femme fatale de la historia y antiguo amor de Spirit es una belleza. Lo de Paz Vega es más bien un cameo y bastante absurdo.En resumen, podemos quedarnos con la estética de cine negro y ese aire de cómic en movimiento, con los actores principales, que hacen lo que pueden, y con algún momento aislado (el cameo de Miller o lo del gatito derretido), si queremos ser muy positivos con ‘The Spirit’. evamendes1
En mi opinión, una película sesenfocada y realizada por alguien que no entiende el cine, que se pensó que dirigir una película era poner en imágenes las viñetas que salían de su cabeza y no es eso, ni de lejos. Por último, recomendar humildemente, desde aquí, al señor Frank Miller que revise comedias clásicas (Lubitsch, Capra, Hawks) y que antes de dar por sentado que sus bromas son graciosas, pida una segunda opinión. ‘Buck Rogers’ llevará su firma, esperemos que haya aprendido algo.
the-spiritblog
Pero en el comic The Spirit es simplemente genial. Este es el adjetivo que mejor define la serie de más prestigio del espléndido Will Eisner.
The Spirit es una joya del noveno arte que, como ocurre en muchas ocasiones, empezó pasando desapercibida, para acabar siendo un punto de referencia en la evolución de la historieta.
En esencia, las aventuras de creadas por Eisner se basan en la figura de un particular detective: The Spirit. Spirit es un ayudante de la policía, se trata de un antiguo detective llamado Dennys Colt que es dado por muerto por uno de los malo malísimos propios de la época: el Dr. Octopus. Como buen superhéroe -después lo matizaremos-, tras su primera muerte viene un renacer. Colt decide esconderse tras un minúsculo antifaz y sus ya clásicos sombrero y guantes, revelando su identidad a tan sólo dos personajes que le acompañaran a lo largo de las viñetas: el jefe superior de policía, el viejo Eustace P. Dolan y su inseparable ‘escudero’ –elemento propio también de otros superhéroes como Batman- el jovencísimo Ebony, un muchacho de color dedicado por completo a ayudar a su admirado Spirit.
the-spirit-2
Hasta aquí, podríamos que se trata de la clásica serie del momento donde un superhéroe enmascarado se enfrenta a los peligros de la Humanidad. Pero, Spirit es diferente. Las palabras de Eisner nos marcan perfectamente donde reside la diferencia: “(Spirit) era humano y luchaba contra el crimen en el mismo entorno que los superhéroes, pero él se ocupaba de delitos de poca monta, de delitos que afectaban a la clase media. Spirit es un justiciero enmascarado y sin poderes, pero que no le impide enfrentarse a criminales menores –Spirit no se dedica a defender la Tierra defendiendo a gente corriente y siempre dispuesto a ofrecer su ayuda al comisario Dolan.Pero, si por algo merece la pena leer las aventuras de Spirit es por su fase narrativa. Eisner se dedica a experimentar a través de las páginas que dibuja y escribe, cada aventura del detective tiene una estructura propia y extraordinariamente rica para lo que se hacía en la época. Cada página es un nuevo experimento de cómo narrar una historia, desde las aventuras en que Spirit se infiltra en un grupo de gangster hasta historias en que Spirit desaparece dejando el protagonismo al divertido Ebony. Los guiones están sumamente elaborados y además de su atractivo por la historia que generan, también contienen una irónica y crítica visión de la sociedad, especialmente de las grandes ciudades expresadas metafóricamente a través de Central City, donde vive nuestro protagonista. Eisner recrea a la perfección los ambientes de esta ciudad- que nos llega a recordar a la peligrosa Gotham de Batman- a través de la luna llena, los simétricos y altísimos edificios, los espacios que recrean el título de la historieta, las podridas cloacas o las magistrales escenas de lluvia.
the-spirit
Asimismo, los singulares personajes dibujados por Eisner nutren estos guiones. Son personajes humanos, Spirit esta lleno de debilidades, de dudas sobre su rol y sino pensemos en el personaje de Ebony –¡incluso va a buscar trabajo!-. Las mujeres de Eisner también merecen unas palabras: son mujeres preciosas –parecidas a las que creaba Milton Caniff que nos recuerdan ala clásica representación de la femme fatale tan clásica dela serie negra de los años 40 en Hollywood y, frente a éstas, la hija de Dolan, Ellen, bella y ingenua prometida de Spirit, quien también coquetea con otras mujeres que aparecen en las viñetas.
Y, los ‘ malos’ dejan de ser tan malos, son pequeños gángsteres, timadores, ladrones sin fortuna o seres de fantasía: científicos, monstruos de los mares, caballos parlantes, etc.Y, todo ello, complementado por una increíble fase gráfica, con un dibujo excelente –con un manejo soberbio del blanco y negro. Se nota la influencia del cine, no sólo en la forma de narrar las historias –uso del flash-back, de la narración en primera persona o del narrador omnisciente-, sino en el dibujo de perspectivas con profundidad de campo, ángulos extraños picados y contrapicados y un uso del primer plano, dando importancia al rostro ya la expresión facial –cómplice esencial del lector-  SPIRIT-Cv14 negro
 y unos movimientos que sin ser de la espectacularidad de los grandes superhéroes, gozan de un gran realismo y gran fuerza expresiva. Todos estos factores son los que configuran estas fabulosas aventuras que no son sino una extraña y magistral mezcla de humor negro, parodia de género, violencia, crítica, tragedia y disparate. Podríamos seguir hablando sobre muchos otros aspectos de este cómic como son sus impresionantes primeras páginas que nos sitúan en la historia a través de dibujos a página entera que son auténticas obras maestras por si solos, o los juegos con el lenguaje a través de la descomposición de la página, a través de formas narrativas diferentes –como la historia de la vida de una ametralladora- o la inclusión de falsos anuncios de periódico alrededor de la historia que no hacen más que mostrarnos la gran capacidad creativa de Will Eisner.
1795
 
  Si tienes oportunidad, por favor mirar esta obra de arte, ” contrato con Dios”.Simplemente Genial. 6aea_1
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: