la “Melancholia” de Lars von Trier

9 Dic

Habrá quien caiga seducido por la potencia visual de las imágenes o por el arriesgado juego con las convenciones del género, aunados ambos aspectos en ese impresionante prólogo wagneriano a base de flashforwards a cámara superlenta, con el que el plémico danés, declarándose nazi en aquella rueda de prensa en Cannes cuando fue presentada su “melancholia”.
Las mutilaciones de clítoris no son necesarias, los zorros no tienen motivos para seguir hablando, ni siquiera el Diablo quiere reencarnarse en ser humano alguno pues en la nueva película del director de “Anticristo”, la Tierra y quienes la habitamos estamos abocados a un final infeliz, es decir, a un agnóstico del Apocalipsis. Es la “Melancholia” de Lars von Trier, el “bocas” que juega a desactivar el habitual suspense del cine catastrofista. Y, sin embargo, a sus incondicionales la película les sabe, como la anterior, a poco. La estructura del filme en dos capítulos es más que discutible: el primero recuerda demasiado a “Rompiendo las olas”, tanto en la trama como en los personajes, y su relación con el resto de la trama resulta algo tosca; mientras que al segundo le falta fuerza y capacidad de conmover. Que a la película le falte lo que habitualmente le sobra al cine de su director es tan sorprendente como la propia historia que cuenta. Hay que verla para creerla.
Pero si llega el caso de la llegada del fin del mundo me gustaría estar al lado de Kirsten Dunst
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: