Imagen

El artista y la modelo

4 Ene

Aida_Folch_

“Hay dos pruebas de la existencia de Dios. La primera de ellas, y la más importante, es el cuerpo de la mujer.” 

De esta guisa, FernandoTrueba nos introduce en “El artista y la modelo”, su personal homenaje a la creación artística y a la belleza.

La decisión de Fernando Trueba de rodar su película en blanco y negro me parece acertadísima (y trae a la memoria la mirada del ángel a la trapecista en Cielo sobre Berlín), pues permite exponer lo esencial del cuerpo humano, sin distraerse con elementos accesorios que tienden a presentarlo como un simple objeto de deseo, un producto comercial, o como declaró el propio Trueba, caer en la vulgaridad o el esteticismo

Trueba se aleja del éxito comercial en su última película, que gira alrededor de un tema frecuente en el arte moderno ampliamente figurado por artistas como Pablo Picasso y Henri Matisse. La vida y la muerte, la juventud y la vejez y la búsqueda de la belleza giran en torno a la relación de Mercè y Cros prácticamente prescindiendo del uso de la palabra. Esta historia filmada en pleno entorno natural de La Garrotxa, está escrita por Jean-Claude Carriére, el que fue durante diecinueve años colaborador de Luis Buñuel, escritor de los guiones de películas como ‘Belle de jour’, ‘El discreto encanto de la burguesía’, ‘Ese oscuro objeto del deseo’ y ‘La vía láctea’. La película también puede presumir de contar con dos mitos del cine francés e italiano: Jean Rochefort (El marido de la peluquera) y Claudia Cardinale (Ocho y medio); junto a ellos la joven y prácticamente novel Aida Folch (El embrujo de Shanghai), uno de los grandes descubrimientos de la película.

foto-el-artista-y-la-modelo-

Es un drama intimo adonde solo pareciera existir la compleja y natural relación entre un ser famoso, en un momento difícil de su vida, y una joven cuyo solo patrimonio es la simplicidad y su voluntad para supervivir. Con estos dos solitarios personajes se construye la obra, seres tratando de escaparse de los horrores de sus fantasmas, uno la ausente inspiración y la afrentosa entelequia de la ocupación alemana a Francia y la otra, Mercè,   huyendo del horror del franquismo.

Pero e allí el genio de Trueba para lograr la magia enraizada en la hermosura de la joven, capaz de transformar e impulsar hacer la verdad allí y en estas realidad donde se produce el alumbramiento de la ultima obra del escultor y que Aristide Maillol llamó La harmonía.

Fernando Trueba acoge a su manera y aplica en esta película la idea de Roland Barthes expuesta en una carta a Michelangello Antonioni: “la verdadera tarea del artista de su tiempo: enfrentarse con su propia conciencia creadora a los espectros y espejismos de la subjetividad moderna”.

El colofón de este comentario lo tomo de la palabra de Trueba cuando vehemente dice: “el arte seguirá”. “Pueden prohibirlo, castigarlo, perseguirlo, despreciarlo, subirle el IVA, pero ahí estará”. Amen.

El_Artista_Y_La_Modelo- blog

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: